• Artículos
  • Recetas
  • Mi Nutrición Favorita
  • Cambia tus hábitos

¿Los antioxidantes pueden ayudarte a envejecer saludablemente?

Autor: Herbalife Nutrition

Los antioxidantes son sustancias que protegen al organismo del daño celular, es por eso que una alimentación dieta rica en antioxidantes puede contribuir a la protección de las células frente al daño causado por el estrés oxidativo.

¿Qué son los antioxidantes y cuál es su función principal?

Los antioxidantes son sustancias que se encuentran de forma endógena en el organismo como enzimas antioxidantes y de forma exógena, en los alimentos ricos en vitaminas y fitoquímicos. Su actividad dentro del cuerpo humano consiste en neutralizar a los radicales libres con el objetivo de evitar el daño o estrés oxidativo sobre las células, estructuras, tejidos y en el ADN.

En un ser humano sano y con hábitos saludables, los radicales libres se producen de manera normal ya que son sustancias de desecho de procesos vitales en los que participa el oxígeno, como en el metabolismo de los alimentos. Sin embargo, también pueden producirse radicales libres dentro del individuo si este se ve expuesto a situaciones de riesgo para la salud como consumir drogas (medicamentos, tabaco y alcohol), mantener largos periodos de exposición a los rayos UV, entre otros.

Los radicales libres se caracterizan por ser moléculas inestables ya que en su estructura les hace falta un electrón. Por lo que “roban” o atrapan electrones de otras moléculas cercanas a ellos. Es ahí donde las sustancias antioxidantes tienen un papel protagónico, puesto que, estas se encargan de darle al radical libre el electrón que necesita, con ello se logra evitar que el radical libre oxide a otras moléculas, lo cual puede causar daño en las células y los tejidos (Ristow, et. al, 2009).

¿Es verdad que los antioxidantes pueden retrasar el envejecimiento?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al envejecimiento como “la consecuencia de varios daños moleculares y celulares acumulados a lo largo del tiempo, que puede generar una disminución gradual de capacidades físicas y mentales y aumenta el riesgo de padecer enfermedades”. Este daño celular puede ser ocasionado por una alta exposición a los siguientes factores:

  • Procesos metabólicos y vitales básicos.
  • Dietas altas en grasa.
  • Dieta pobre en antioxidantes.
  • Consumo de alcohol y tabaco.
  •  Consumo continuo de medicamentos.
  • Exposición a productos químicos.
  • Trabajo en minas o fábricas.
  • Trabajo o ejercicio físico extenuante.
  • Consumo de pesticidas.
  • Padecimiento de enfermedades inflamatorias.
  • Fenómenos de isquemia (disminución del flujo sanguíneo y baja irrigación de oxígeno al cuerpo) (Cokluk et, al. 2015).

Cuando un individuo se mantiene expuesto a los eventos previamente mencionados, su organismo inicia un proceso llamado estrés oxidativo el cual es ocasionado por un exceso de radicales libres en relación con los sistemas antioxidantes del cuerpo. El estrés oxidativo puede dañar las células del organismo, contribuyendo al proceso de envejecimiento. Las sustancias antioxidantes actúan como un neutralizador de dicho estrés oxidativo y contribuyen a disminuir el deterioro celular causado por los radicales libres. Si bien, el envejecimiento es un proceso natural y no puede detenerse, el consumo de antioxidantes puede contribuir a envejecer saludablemente, es decir, a mantener por más tiempo la independencia física y mental, así como la calidad de vida.

¿Cómo puedo tener una alimentación rica en antioxidantes?

  • Consume frutas, verduras y hortalizas ricas en antioxidantes como las vitaminas A, E y C.
  • Prepara alimentos que requieran como ingrediente principal un producto rico en antioxidantes. Los jugos de fruta son una manera fácil y rápida de añadir sustancias antioxidantes a tu alimentación.
  • Intenta consumir más alimentos crudos, debido a que las sustancias antioxidantes pueden ser sensibles a altas temperaturas.
  • Durante las comidas principales procura consumir alimentos de diferentes colores, eso indicaría que tu alimentación es variada y provee alimentos que contienen sustancias antioxidantes.
  • Procura consumir té o café en cantidades adecuadas, sin excesos, estás bebidas son muy populares alrededor del mundo por sus características organolépticas y su adaptabilidad a diferentes tipos de preparaciones. Sin embargo, muchas personas desconocen sus propiedades antioxidantes y sus bondades ante la acción de los radicales libres.

Otra forma de consumir antioxidantes es a partir de los suplementos alimenticios, pero recuerda que antes de realizar cambios a tu alimentación es importante que consultes a tu profesional de la salud de confianza, para saber si dichos cambios se ajustan a tus necesidades.

 

Referencias bibliográficas:

Zulaikhah, S. T. (2017). The role of antioxidant to prevent free radicals in the body. Sains Medika, 8(1), 39-45.  

Cokluk, E., Sekeroglu, M. R., Aslan, M., Balahoroglu, R., Bilgili, S. G., & Huyut, Z. (2015). Determining oxidant and antioxidant status in patients with genital warts. Redox Report, 20(5).  

Grimble RF. (1994) Nutritional antioxidants and the modulation of inflammation: theory and practice. New Horiz. 

Michael Ristow, Kim Zarse, Andreas Oberbach, Nora Klöting, Marc Birringer, Michael Kiehntopf, Michael Stumvoll, C. Ronald Kahn, Matthias Blüher (2009). Antioxidants prevent health-promoting effects of physical exercise in humans. Proceedings of the National Academy of Sciences.  

Organización Mundial de la Salud (2018). Alimentación sana.